Saltar al contenido

La palabra de Dios para ti en este Jueves

La palabra de Dios para ti en este Jueves

Estas palabras de Jesús fueron dirigidas a una bella mujer.:

Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

¿A quien le dijo Jesús “no te he dicho que si creyeres”…? Se lo dijo a Martha. Las circunstancias logícas y naturales de la vida le decian a Martha que todo estaba perdido. Su hermano habia muerto. No habia esperanza. Pero, Jesús le recordó que de esto ya habian hablado anteriormente.
Al igual que a ti, Dios ya te ha hablado, y Dios te habla hoy y te dice:
Marcos 9:23 Al que creyere, todo le es posible.

Si El ya te lo ha dicho antes, no tienes porque temer hoy. Las circunstancias de antes, son tan obscuras como las de hoy, pero también Dios siigue siendo el mismo, ayer, hoy, y por los siglos, y El Dios que te salvó hoy, te salvará mañana, al igual que te salvó ayer.
Comparte hoy con otros esta palabra de Dios…

Dos personas conocí: Pedro, tenia 32 años cuando le fue infiel a su esposa. La condenación y las consecuencias que vinieiron a su vida por causa de su pecado eran desastrosas. La mayoria de la gente que se dice muy religiosa, son las que menos estan dispuesas a perdonar. Su esposa no le perdonó, sus hermanos cristianos no le perdonaron, pero Pedro en su miseria se hincó de rodillas y le rogó a Dios por perdón y restauración y Dios le escuchó.

Años despues el vive una vida exitosa, mientras que su exesposa, y sus “hermanos” cristianos siguen consumidos por el odio.

También conocí a David. El cometió el mismo error, y tambien como a Pedro, ni su esposa, ni sus hermanos cristianos quisieron perdonarle y darle otra ooprtunidad a pesar de su arrepentimiento. Un dia platiqué con el y le recordé que ni las exesposas, ni los pastores, es más, ni su padre o madre representan el perdón de Dios. De hecho, la biblia claramente nos enseña que:

Salmo 27:10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá…

¿Lo miras? Le dije: Aun si tu madre te abandona, Dios está dispuesto a no abandonarte. Pero David seguia mirando hacia atrás cada día buscando el favor y el reconocimiento de los que lo rechazaban, lo calumniaban y lo habian abandonado. Años despues, David está inmerso en el vicio del alcohol y las drogas, y siempre que me lo encuentro en la calle, me recuerda que tan ingratos fueron aquellos que lo rechazaron, y aun no puede aceptar el perdón de Dios.

Si el pasado te llama no le contestes, tal vez no tenga nada bueno que decirte… esta frase es una realidad. El pasado nos sirve para aprender, y para recordar las consecuencias de nuestros errores, para no cometerlos más, pero cuando el pasado te está llamando para decirte cosas negativas que ya has olvidado, es entonces cuando tienes que recordar las palabra de Dios para ti que dice:

2 Corinitios 2:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Mira, tu sabes que estas palabras vienen de Dios para ti, y yo oro por ti para que tu comprendas que el plan de Dios para ti en el futuro es mejor que cualquier recuerdo bueno o malo que aun conservas de tu pasado. Y si tus memorias estan llenas de heridas y caidas, y si estas leyendo esto, es porque Dios quiere que las olvides y con valentía tomes esa nueva vida en Cristo. ¡Las cosas viejas pasaron!

Los milagros no ocurren cuando lloras, ocurren cuando crees.
También dice la biblia que “Hay tiempo de llorar, y tiempo de reír” (Eclesiastés 3:4).¿Lloraste hoy? ¿Lloraste de dolor, de frustración, de desesperación? Que tu llanto no sea en vano. De hecho, tenemos otra reflexión para nuestros tiempos de llanto, léela aquí: No pierdes el tiempo cuando lloras. Pero no llorarás para siempre.

Ya has tenido tu tiempo de duelo, tus momentos de plática con Dios. Él ha visto tu llanto y hoy quiere que levantes tu cabeza. No estás sola, no estás solo.

La palabra de Dios para ti hoy dice:
El destruirá la muerte para siempre; el Señor DIOS enjugará las lágrimas de todos los rostros, y quitará el oprobio de su pueblo de sobre toda la tierra, porque el SEÑOR ha hablado. Isaías 25:8

Y el llanto quedará atrás, y será tiempo para ti de regocijo, mira esto:

Volverán los rescatados del SEÑOR, entrarán en Sion con gritos de júbilo, con alegría eterna sobre sus cabezas. Gozo y alegría alcanzarán, y huirán la tristeza y el gemido. Isaías 35:10

Pero hagamos un pacto con Dios, de no olvidarnos que en nuestros tiempos de más tristeza, Él se acercó a nosotros y decidió quitar la carga de nuestros hombros, y por la sangre de Cristo Jesús, el perdonó nuestros pecados y los tiró al fondo del mar. No olvides de donde te rescató Dios. Es tiempo ahora de estar alegra y compartir tu sonrisa con todos los que te rodean. Recibe la bendición de Dios.