Saltar al contenido

La palabra de Dios para ti en este Miércoles

La palabra de Dios para ti en este Miércoles

SALMOS 119:129–144
(DHH)
Sostenidos por la palabra de sabiduría de Dios

INTRODUCCIÓN
Salmos 119:129–144: El salmista expresa disgusto por quienes no obedecen las leyes de Dios y busca la bendición de la presencia de Dios. Él ora para que no sea vencido por el mal y confía en la justicia de Dios.

LA BIBLIA PARA HOY: SALMOS 119:137
Señor, tú eres justo; rectos son tus decretos.

LECTURA PARA HOY
129 Tus mandatos son maravillosos;

por eso los obedezco.

130 La explicación de tus palabras ilumina,

instruye a la gente sencilla.

131 Con gran ansia abro la boca,

pues deseo tus mandamientos.

132 Mírame, y ten compasión de mí,

como haces con los que te aman.

133 Hazme andar conforme a tu palabra;

no permitas que la maldad me domine.

134 Líbrame de la violencia humana,

pues quiero cumplir tus preceptos.

135 Mira con buenos ojos a este siervo tuyo,

y enséñame tus leyes.

136 Ríos de lágrimas salen de mis ojos

porque no se respeta tu enseñanza.

137 Señor, tú eres justo;

rectos son tus decretos.

138 Todos tus mandatos

son justos y verdaderos.

139 Me consume el celo que siento por tus palabras,

pues mis enemigos se han olvidado de ellas.

140 Tu promesa ha pasado las más duras pruebas;

por eso la ama este siervo tuyo.

141 Humilde soy, y despreciado,

pero no me olvido de tus preceptos.

142 Tu justicia es siempre justa,

y tu enseñanza es la verdad.

143 Me he visto angustiado y en aprietos,

pero tus mandamientos me alegraron.

144 Tus mandatos son siempre justos;

¡dame entendimiento para que pueda yo vivir!

REFLEXIONA
En el versículo 134, el salmista le pide a Dios que lo proteja de la opresión. En este caso, esa opresión resulta de la injusticia que viene por no hacer la voluntad de Dios. ¿Cómo puede impactar tu fe el experimentar injusticia de primera mano o ser testigo de esa injusticia en el mundo?

ORA
Dios justo, honestamente quiero conocer todo lo que enseñas. Confío en tu bondad y misericordia. Mantenme cerca de ti y no permitas que tropiece, de manera que pueda obedecer tus leyes. Amén.

PETICIÓN PARA HOY
Los que están sufriendo por opresión e injusticia.

LECTURA PARA MAÑANA
Salmos 119:145–160: El salmista ora por liberación y ayuda.

Nueva lectura

SALMOS 119:97–112
(DHH)
Sostenidos por la palabra de sabiduría de Dios

INTRODUCCIÓN
Salmos 119:97–112: La lectura para hoy comienza con una reflexión sobre el valor de estudiar y pensar sobre la ley de Dios. Puede proveer sabiduría incluso más allá de lo que viene con la edad y la experiencia.

LA BIBLIA PARA HOY: SALMOS 119:105
Tu palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino.

SIGUIENTE LECTURA PARA HOY
97 ¡Cuánto amo tu enseñanza!

¡Todo el día medito en ella!

98 Tus mandamientos son míos para siempre;

me han hecho más sabio que mis enemigos.

99 Entiendo más que todos mis maestros

porque pienso mucho en tus mandatos.

100 Entiendo más que los ancianos

porque obedezco tus preceptos.

101 He alejado mis pies de todo mal camino

para cumplir tu palabra.

102 No me he apartado de tus decretos

porque tú eres quien me enseña.

103 Tu promesa es más dulce a mi paladar

que la miel a mi boca.

104 De tus preceptos he sacado entendimiento;

por eso odio toda conducta falsa.

105 Tu palabra es una lámpara a mis pies

y una luz en mi camino.

106 Hice un juramento, y lo voy a cumplir:

¡pondré en práctica tus justos decretos!

107 Señor, me siento muy afligido;

¡dame vida, conforme a tu promesa!

108 Acepta, Señor, las ofrendas de mis labios,

y enséñame tus decretos.

109 Siempre estoy en peligro de muerte,

pero no me olvido de tu enseñanza.

110 Los malvados me ponen trampas,

pero no me aparto de tus preceptos.

111 Mi herencia eterna son tus mandatos,

porque ellos me alegran el corazón.

112 De corazón he decidido practicar tus leyes,

para siempre y hasta el fin.

REFLEXIONA
Las escrituras judías (conocidas por los cristianos como el Antiguo Testamento) revelan dos importantes entendimientos de la sabiduría. Primero, la verdadera sabiduría viene de Dios. Segundo, la sabiduría de Dios está basada sobre la ley que Dios dio a Moisés y el pueblo en el monte Sinaí. El salmista dice que obtiene sabiduría de las leyes de Dios (versículo 104). ¿De qué manera pueden las leyes (instrucciones) de Dios proporcionarte sabiduría?

ORA
Dios todopoderoso, que mi sabiduría y comprensión crezcan a través del estudio y la experiencia en tu Palabra. Que sea un estudiante cuidadoso y paciente de tus enseñanzas, y que te sirva con un corazón obediente. Amén.

PETICIÓN PARA HOY
Los que están buscando la guía y la instrucción de la Biblia

LECTURA PARA MAÑANA
Salmos 119:113–128: El salmista expresa esperanza en las promesas de Dios.